CUANDO LLEGA EL MOMENTO DE LA DESPEDIDA…..

Publicado en: Sin categoría

 

 

CUANDO LLEGA EL MOMENTO DE LA DESPEDIDA…..

….es la hora de dar las gracias.

Siempre me ha llamado la atención que en estas situaciones solo se dejan buenas palabras, aunque algunas suenan a hueco ya desde la distancia. Y no, no negaré que ha habido malos momentos, pero los buenos los superan con creces.

Podíamos hablar de fin de un ciclo, pero no parece aquí una expresión correcta…..son demasiados años para resumirlos en solo uno.

Corresponde dar las gracias y dar alguna explicación. Dejar las cosas claras que es lo que siempre he intentado en todos los ámbitos de mi vida.

No continuaré en el proyecto de Piélagos porque no me convencen los planteamientos con los que está enfocando el Club la próxima temporada. Simplemente. No hay más. No comparto cómo se establecen esas pautas y así no creo que pueda aportar nada y que lo que procede es hacerme a un lado.

Recuerdo como si fuera ayer aquella tarde soleada de verano en el Colegio de Vioño cuando me presenté a una directiva de más de diez personas haciendo un ofrecimiento que no es habitual. Me hicisteis mil preguntas y poníais caras de muy sorprendidos. Ahora os lo puedo decir. No lo entendíais. ¿Cómo era posible que alguien ajeno totalmente al Club se presentara allí, directamente, y ofreciera un grupo de jugadores, una categoría superior para competir y un sponsor? ¿Por qué?. Pues creo sinceramente que acerté.

Sirvan también estas líneas de homenaje a Eduardo de Pablo, de la firma Austral. Nunca tuvo el reconocimiento que mereció por su apoyo incondicional y repetido y a muchos deportes de Cantabria. Un mecenas que merece que su nombre se guarde en mayúsculas. El Pas Piélagos de baloncesto le debe algo a Eduardo porque sin él seguro que no habríamos llegado hasta aquí.

Y aquella semilla germinó. Tengo muy presente lo que era el Club hasta entonces, lo que el trabajo de muchos consiguió que llegara a ser y dónde está ahora.

¡Cuánto he disfrutado en el Fernando Expósito!. Es imposible de explicar para el que no haya tenido la suerte de estar donde yo he estado. He disfrutado mucho, muchísimo. Tanto como también lo hice antes en el Vicente Trueba y en las pistas del Colegio La Paz. Esa sensación es una sensación de plenitud en muchos momentos.

Tengo que dar las gracias a todos los Directivos que me han dado la ocasión de trabajar con total libertad, con mis criterios. Solo me podía equivocar yo. A veces igual tampoco quería estar tan solo, pero bueno.

A la Directiva os deseo que encontréis el liderazgo, la ilusión y la comunión que ahora necesitáis para evitar que esto languidezca.

Los jugadores habéis sido los protagonistas. Y para todos tengo un recuerdo y una pizca de mi caminará siempre con vosotros. Algunos habéis sido menos honestos que otros, pero en la mayoría impecables. A todos os deseo lo mejor, dentro y fuera de la pista. Haré mía aquella frase de Aito de que un entrenador debe ser amigable pero no amigo. Ahora, seguro que lo entenderéis, podré ser mucho más amigo. Sé que he sido exigente, pero lo he sido por convencimiento. Para competir un peldaño más arriba, tienes que buscar tus límites. Espero haberos hecho un poco más competitivos.

Me gusta presumir de que todos los años que he estado en EBA, algún jugador jugó en categoría superior la temporada siguiente. Todas. El 100%. Hay otras satisfacciones en la competición, pero esa de seguir a un jugador que promociona, donde vas viendo cada semana sus estadísticas, alguno de su partidos,…bufff !!!!!, eso te llena por dentro.

Para todos mis compañeros, y han sido unos cuantos, que han compartidos las labores del Cuerpo Técnico solo tengo una palabra: chapeau. Aquí, sin excepción. Ha sido un lujo. Gente preparadisima, entregada, desarrollando tareas en la sombra,…siempre a cambio de poco más que algunas palabras, y pocas, de reconocimiento. He podido compartir esta labor de dirección con grupos de auténtica élite. He sido afortunado.

A las Administraciones, los sponsors, las familias, los seguidores del Club, los sufridos y silenciosos Colaboradores,… os doy las gracias por vuestro apoyo y no podéis ser conscientes de la importancia que tenéis.

Y hasta aquí hemos llegado. Tocan tiempos de cambio. Habrá que adaptarse. Es un cambio importante, hasta vital para mí, pero…..

Buscaré la ilusión en otro sitio.

¡ Ánimo Pas Piélagos !!!!!!!!!