¿CÓMO QUEDA LA CLASIFICACION EN LIGA EBA?

Publicado en: Sin categoría

Cuando todo apunta ya de manera inequívoca a decretar la terminación de las competiciones deportivas de la presenta temporada 19-20, cabe preguntarse, ¿cómo queda la clasificación momentánea que pasará a ser definitiva cuando al no haber disputado todos los equipos el mismo número de partidos?

En el deporte se acostumbra a decir que todo se gana (o se pierde) en el campo. Es un principio básico del espíritu deportivo. Y así debe, o al menos debería, ser.

El prestigioso portal basketball.eurobasket.com resuelve esa pregunta para el Grupo AA de la Liga EBA en este momento:

Utiliza el criterio extendido de corregir la diferencia de “oportunidades de victoria” aplicando el coeficiente entre victorias y partidos totales disputados para ver a qué equipos se les asigna mejor rendimiento y, en consecuencia, prevalencia en la tabla.

No obstante, ¿la clasificación que muestra el portal especializado es la real o la más apropiada?

Vamos a echar un vistazo a las grandes ligas que ya han estudiado ese problema.

¿Cómo está resuelto en la NBA? Veamos los primeros clasificados de la Conferencia Oeste

Los Lakers han disputado 63 partidos, los Clippers 64, Los Nuggets 65, Los Jazz 64,….

En el complejo sistema de competición de la Liga universitaria americana NCAA también es habitual que los partidos se acumulen con distintos ritmos, aprovechando cercanías de viajes y otras circunstancias. Echemos un vistazo a la clasificación de la prestigiosa Conferencia Big Ten

Ahí vemos a Penn State igualado a victorias con Illinois y con Wisconsin pero superado por ellas en la clasificación al acumular más derrotas.

¿Y en la ACB se encontraban en el momento de la suspensión todos los equipos en igualdad de partidos? Pues tampoco. Ahí tenemos a Tenerife con un partido menos, pero por delante en la clasificación de Bilbao, pese a tener el mismo número de victorias ya que lo que les diferencia es que los canarios acumulan una derrota menos que los vascos.

Está claro que en todas ellas, han valorado el problema y han aplicado el mismo factor corrector: la clasificación viene determinada por el coeficiente de victorias/partidos disputados. De esta forma, cuando dos equipos han competido el mismo número de encuentros, el equipo que tiene más victorias siempre arrastra mejor coeficiente. ¿Y si no coincide el número de partidos? El coeficiente indica quién ha ganado más de los posibles y, por lo tanto, debe prevalecer en la clasificación. Es decir, a igualdad de victorias, si un equipo tiene menos derrotas su rendimiento es superior y se corresponde con un mejor puesto en la tabla clasificatoria.

¿Por qué las grandes ligas se mueven en este criterio? Parece claro. Si se da por asumido que las jornadas se arrastrarán de manera desigual, hay que buscar un parámetro que le de valor y realismo a la clasificación. Los aficionados, los sponsors y hasta los propios clubs tienen que poder tener una información representativa a un solo vistazo.