ORGULLOSOS DE NUESTROS SUBCAMPEONES

Publicado en: Sin categoría

 

JUNIOR B+C/Clasificados para la finalísima de la Final Four de Segunda División júnior masculino, nos enfrentábamos ADB Santoña. El conjunto dirigido por Julián Revilla se proclamaba justo campeón tras dominar el partido con solvencia apoyados en un alto ritmo de juego y un potente factor físico. Los siete júniors pasistas dieron el do de pecho realizando un descomunal sobre-esfuerzo hasta la extenuación. Superaron el cansancio del intenso duelo en semifinales e hicieron las delicias del respetable. No pudo ser. Toca felicitar a los Campeones y continuar trabajando.

La vida es 10% de lo que me ocurre y 90% de como reacciono a ello. A menudo, las circunstancias más difíciles son las que nos hacen crecer, así que debemos afrontarlas y seguir trabajando. La herramienta más educativa que hemos tenido ha sido el deporte. Allí aprendemos a aceptar la derrota, que otro es mejor, a levantarme después de no haber hecho bien las cosas, esforzarnos para hacerlo mejor.

El bloque pasista compitió durante los cuarenta minutos. Restando menos de cinco minutos lograban situarse a diez puntos de los santoñeses pero el acierto en el tiro exterior rival imposibilitaba la reacción final (76-65). Inmejorable actitud que se acrecentaba tras la lesión en la muñeca izquierda de Jaime Hernando que le impedía seguir jugando aquejado de unos fuertes dolores. A pesar de producirse en los primeros compases del partido, apretó los dientes para aportar hasta el descanso donde ya era insoportable el malestar (¡Chapeau!),

 

Agradecer el trato y organización a Castrobasket; y felicitar a los merecidos CAMPEONES, ADB Santoña.

 

Punto y aparte merece la familia pasista que se desplazó hasta la capital de la zona oriental de Cantabria para animar sin descanso. Increíble. Matrícula de Honor.  Más allá de cualquier calificación queda la exhibición de entereza de los siete protagonistas. Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa. Un orgullo como habéis representado a la Escuela Municipal de Piélagos. ¡Inolvidable!

 

El éxito requiere retos, obstáculos y derrotas ocasionales para que cuando consigas el objetivo puedas convertirse en un éxito glorioso