PABLO FERNÁNDEZ TRAS SU ILUSIONANTE PRIMERA TEMPORADA EN LA LIGA EBA, DEBE CONFIRMAR SU PROGRESO

Publicado en: Sin categoría

PABLO FERNÁNDEZ TRAS SU ILUSIONANTE PRIMERA TEMPORADA EN LA LIGA EBA, DEBE CONFIRMAR SU PROGRESO

 

  Continúa la confección de la plantilla del C. D. E. BALONCESTO PAS, y tras los ya anunciados fichajes para esta próxima temporada 2019/2020 de dos jugadores de la casa como Luís y Mario, hoy presentamos a otro joven jugador de la prolífica cantera E. M. Piélagos, Pablo Fernández Blanco, que tras una exitosa temporada en esta categoría la pasada temporada, ahora le ha llegado la hora de demostrar que la confianza que se ha puesto en él, a lo largo de su trayectoria en los equipos de formación del Club, ha merecido la pena, demostrando que esta nueva temporada, con un roll más definido dentro del equipo y con una mayor responsabilidad, es un jugador perfectamente válido para esta liga, que puede aportar muchas cosas positivas a su equipo. Va a ser para él,  una temporada difícil, ya todos los equipos tendrán en su scouting la referencia de Pablo Fernández e intentaran dificultar su labor, pero el jugador cuenta con valores como juventud, capacidad de trabajo, calidad técnica y un instinto básico para el lanzamiento, aunando velocidad y acierto, todos ellos factores que pueden ser significativos para su aportación al equipo, especialmente si continúa con su progresión en el aspecto defensivo, que mejoró ostensiblemente la pasada temporada.

 FICHA TÉCNICA: Pablo Fernández Blanco. Nacido el 30 / 05 / 2000 es un jugador formado desde Baby-Basket en la E. M. Piélagos. Juega en la posición de Alero. Con 201 centímetros, la pasada temporada sumó a su capacidad para el lanzamiento exterior, una mejor lectura del juego y apoyado en su una gran envergadura, convertirse en un buen defensor.

 

   Pablo, joven promesa del baloncesto cántabro, realizó una esperanzadora temporada 2018-19 primera completa en la liga E. B. A., tuvo unos excelentes números para un debutante, en un equipo que jugó a ganador durante toda la temporada y que acabó con un tercer puesto en la clasificación. En este sin duda gran éxito colectivo, Pablo jugó 25 partidos, en una media de 17 minutos por partido, aportó siete puntos y dos rebotes de media, para una valoración de 9. Destacar sus altísimos porcentajes de tiro, ya que consiguió un 62 % en tiros de dos puntos y un excelente 40,4 % en el lanzamiento desde más allá de la línea de tres puntos, grandes números que no pasaron desapercibidos para los equipos rivales. Entre sus objetivos a corto plazo para esta temporada 2019/ 2020, destaca el de reafirmar su posición en un equipo del PAS PIÉLAGOS que se presenta con un nuevo proyecto deportivo, más ambicioso aún que en las temporadas precedentes y en la que Pablo Fernández Blanco, tiene que dar un paso al frente tanto en su formación individual  como en su aportación al equipo, que se va a volver con él más exigente.

 

    En su apuesta por jóvenes valores, ante la falta de jugadores en Cantabria de sus características, el PAS PIÉLAGOS confirma la renovación de un joven valor de su cantera, que en las etapas de formación siempre jugó en la E. M. PIÉLAGOS, para jugar en la posición de alero en su equipo de liga E. B. A.

 

Su positiva aportación al equipo Pas-Piélagos, es esperada con gran ilusión y esperanza entre nuestros jóvenes jugadores de los equipos  de categorías inferiores, cuenta con la plena confianza del cuerpo técnico. De este joven jugador se han de destacar las aún inmensas posibilidades de proyección que tiene en su juego. Destaca por su capacidad de tiro exterior y por su altura, lo que le permite ser un jugador muy versátil. Deberá esforzarse en esta nueva categoría en la lucha debajo de los tableros, pues con sus centímetros está llamado a ayudar a su equipo en el capítulo reboteador, importantísima faceta del juego para la que está muy capacitado y de esta forma con su fichaje permitir a su equipo ser lo más competitivo posible y estar compitiendo entre los mejores.

 

Bienvenido, Pablo y a seguir dando grandes alegrías a esos aficionados que acuden las tardes de los domingos al Fernando Expósito.