COORDINACIÓN A PUNTO

Publicado en: Sin categoría

 

En estas fechas se están cerrando los últimos flecos en la planificación coordinativa de la temporada 2019-2020. Resalta la progresiva presencia de los juniors (2002 y 2003) en el combinado senior de Primera División y el incuestionable crecimiento de la generación cadete del 2004 y 2005. Trabajo, trabajo y más trabajo en los despachos para poder ofrecer la mejor oferta formativa.

Lo primero, recordar que los jóvenes deportistas que forman parte de la cantera pasista pertenecen a una entidad que vela por la educación y la enseñanza como puntos de partida. Unos valores que la Escuela Municipal de Piélagos transmite desde la base para que nuestros jugadores se formen en todos los ámbitos de la vida.

 

Planificar en función de la mejora del jugador, no de los resultados inmediatos.

La concepción del conjunto filial tiene la base de la confección de una plantilla con jugadores jóvenes de nivel para que en un futuro puedan participar en el primer equipo, ya sea compitiendo o entrenando. Los entrenadores implicados están muy contentos trabajando con este método, puesto que además de la competición también se da importancia a la formación de los jugadores, para potenciar sus calidades y hacerlos crecer.

 

Los cadetes en proyección constante

 

Tras un excepcional último curso deportivo bajo la batuta de Antonio Solórzano, los cadetes han generado grandes expectativas de cara a la presente temporada. Es una generación con muchas posibilidades pero hay que tener tranquilidad y paciencia porque son muy jóvenes. El suplemento competitivo llegará a través de la categoría junior, dando un paso adelante después de la experiencia vivida la campaña pasada.

 

Enseñar al jugador lo que más rentabilidad le proporcione para su futuro y no lo más rentable en un presente.

 

El objetivo es maximizar el potencial individual de nuestras imberbes promesas. Dotar a cada jugador de las herramientas técnico-tácticas necesarias, formando así jugadores multifuncionales. La ilusionante consolidación de un modelo de juego común, asociativo y creativo que nos identifique como Club.